facebook-domain-verification=ttpn2gr707rgatzrhlk7ejxtzw2lwk
top of page

Cucarachas: control y prevención


Las cucarachas se encuentran entre los insectos más comunes. Se calcula que llevan presentes en la tierra por lo menos durante 300 millones de años. Su gran capacidad de supervivencia y adaptación a casi cualquier hábitat las convierten en una de las plagas más difíciles de controlar. Existen más de 3500 especies de cucarachas diferentes en el mundo, pues son uno de los insectos más primitivos de nuestro planeta, incluso antes que los dinosaurios.

 

Sus tamaños varían considerablemente y su alimentación es de lo más variada. Para ellos, casi cualquier cosa es comida: cualquier alimento, papel, tela, plantas e incluso el pegamento utilizado para encuadernar libros. Se pueden encontrar en cualquier parte de la casa, pero la mayoría prefiere algún tipo de ambiente húmedo. Son de hábitos nocturnos, lo cual hace que su presencia pueda pasar inadvertidas en la vivienda. Por la forma y tamaño del cuerpo pueden pasar por debajo de puertas y hendiduras, desplazándose por lo general junto a las paredes. Se refugian en grietas, detrás de muebles, papeles, etc. preferentemente lo hacen en cocinas y otros lugares donde se preparan o almacenan alimentos. Las hembras colocan los huevos dentro de cápsulas (ootecas). Las jóvenes se diferencian de las adultas por ser más pequeñas y carecer de alas.

 

Tipos de cucarachas

Cucaracha alemana: la cucaracha alemana (Blattella germanica) es una especie de insecto blatodeo de la familia Blattellidae. Los ejemplares miden aproximadamente de 1,3 a 1,6 cm. Vive asociada a las viviendas humanas y es una plaga que se ha extendido por todos los continentes excepto en la Antártida. Las ninfas son muy parecidas a los adultos, pero carecen de alas, son más pequeñas y tienen un color más oscuro, casi negro. Las ninfas de esta especie se caracterizan por tener una línea clara que recorre el tórax de arriba abajo.

 

Cucaracha oriental: la cucaracha oriental (blatta orientalis) es una cucaracha frecuente y cosmopolita. También se suele llamar cucaracha de agua por su predilección por los lugares húmedos. Presenta un tamaño que oscila entre los 2 y los 3,5 centímetros de longitud. Es de color negro o marrón oscuro y de superficie brillante. En esta especie existe dimorfismo sexual, es decir, las hembras y los machos difieren de rasgos morfológicos. Las hembras tienen un cuerpo más ancho que los machos, y unas alas rudimentarias. Los machos, en cambio, tienen dos pares de alas bien desarrolladas que llegan a cubrir tres cuartas partes del abdomen. 

 

Cucaracha americana: la cucaracha americana (periplaneta americana) es la especie más grande, pudiendo alcanzar los 5 centímetros de longitud. Es de color marrón rojizo, y en algunos ejemplares la parte superior del tórax es de color amarillo claro. Tanto las hembras como los machos presentan dos pares de alas, aunque en los machos estas sobresalen del abdomen y en las hembras son de la misma longitud que el abdomen.  Esta especie tiene la capacidad de volar. Las hembras cargan la ooteca hasta que encuentran un lugar seguro donde soltarla.

 

De izquierda a derecha: cucaracha alemana, cucaracha americana y cucaracha oriental.


Ciclo de vida de las cucarachas

Las cucarachas son insectos de metamorfosis gradual, es decir, tienen 3 etapas de desarrollo: huevo, ninfa y adulto. Los huevos de las cucarachas se depositan en grupo y están redondeados por una cubierta protectora de quitina. La estructura completa se llama ooteca. La hembra forma la ooteca y la deposita en un lugar adecuado o la carga externamente. Estas ootecas son resistentes a la desecación y otras situaciones adversas lo que les ha dado la persistencia en el mundo por más de 350 millones de años. De estos huevos emergen las ninfas, las cuales son independientes y activas. Las ninfas se parecen a los adultos pero son más pequeñas, tienen alas menos desarrolladas y no pueden reproducirse. Crecen mudando su cutícula hasta alcanzar la etapa adulta. El cambio más notable que ocurre en esta etapa es la aparición de las alas y la madurez sexual.


Cucaracha alemana: La hembra se caracteriza por acarrear la ooteca en la parte posterior del abdomen durante todo el proceso de incubación y hasta el nacimiento de las ninfas. De este modo, las ninfas pueden abrir la ooteca incluso cuando aún está adherida a la hembra. La ooteca de esta especie es una cápsula delgada, de unos 8 mm de longitud, de color marrón claro y con la base y la parte superior paralelas. Cada ooteca contiene de 30 a 48 embriones que eclosionan tras unos 28 días de incubación. La formación de la siguiente ooteca se produce un par de semanas después de la eclosión de la anterior. Las hembras de esta especie pueden generar de 4 a 8 ootecas a lo largo de su vida, lo que implica una progenie de 120-384 ninfas por hembra. Su longevidad es de 3 a 6 meses.


Cucaracha oriental: crea ootecas anchas, con forma de monedero, y más largas que las de la cucaracha alemana, de color café oscuro o negro. Las hembras se caracterizan por transportar la ooteca durante unas 30 horas y luego las depositan en lugares protegidos, sin esperar a que los huevos eclosionen, cercanos a una fuente de alimento. Cada ooteca contiene cerca de 16 embriones que eclosionan tras unos 60 días de incubación. Cada hembra es capaz de producir unas 8 ootecas a lo largo de su vida, lo que implica una generación de 128 ninfas por cada hembra. Su longevidad es de 4 a 6 meses.


Cucaracha americana: La cucaracha americana posee unas ootecas muy parecidas a las de la cucaracha oriental: anchas y de color marrón oscuro, aunque son un poco más pequeñas. Las hembras depositan las ootecas un día después de que se hayan formado completamente. En zonas urbanas las deposita en lugares con alimento asegurado para las ninfas, mientras que en zonas más rurales las deposita en zonas húmedas, como por ejemplo, debajo de madera podrida. En cualquier caso, la hembra siempre deposita la ooteca pegada a la superficie mediante secreciones bucales. Cada ooteca contiene de 14 a 16 huevos que eclosionaran en 50-55 días. Esta especie se caracteriza porque las ninfas permanecen en el interior de la ooteca hasta su primera muda. Las hembras pueden producir ootecas semanalmente, lo que implica una producción de 15 a 90 ootecas por hembra adulta. Su longevidad es de 14 a 15 meses.

 

Signos de una plaga de cucarachas

Su presencia, a no ser que los niveles de infestación de la casa sean muy altos, pasa muy desapercibida debido a que su actividad se concentra durante la noche. Los rastros más inequívocos de presencia de cucarachas en casa son:


Las cucarachas son insectos dotados de mandíbulas. Las especies que se comportan como plagas urbanas se suelen alimentar de productos con un elevado contenido de almidón, grasas y azúcares, por ejemplo, carne, quesos o dulces. Sin embargo, aunque sientan predilección por estos productos, pueden alimentarse de casi cualquier cosa, como animales muertos, madera podrida, vegetales en descomposición, aguas negras del alcantarillado, pelo, libros… Las marcas realizadas por las mandíbulas sobre los elementos sólidos de los que se alimentan son señales inequívocas de su presencia.


Los rastros de materia fecal (también conocidos como frass) que dejan en los sitios más frecuentados.  Las heces de las cucarachas pequeñas son de color negro, similares a pimienta o café molido, de apenas 1 mm de longitud, mientras que las heces de las cucarachas grandes son cilíndricas de unos 15 mm de longitud y de color negro o café. Éstas últimas pueden confundirse fácilmente con heces de ratón, pero mientras que las de ratón son más negras, cilíndricas y con los extremos acabados en punta, las de cucaracha tienen más forma de cápsula, similar a un poliedro.


Otros indicios de una plaga de cucarachas es la presencia de ootecas, de mudas, o de las propias cucarachas (vivas o muertas).

 

Ante la sospecha de una plaga de cucarachas la mejor prueba de su presencia es la de la propia cucaracha. Para encontrarlas, es muy importante tener en cuenta que las cucarachas se pueden localizar tanto en el suelo como en lugares elevados, ya que pueden correr por casi cualquier superficie, incluso techos y paredes. La inspección nocturna es la más efectiva, puesto que la mayoría de especies presentan actividad nocturna y son más fáciles de ver durante este periodo. Como las cucarachas suelen salir de sus refugios principalmente para buscar agua y alimento, la inspección nocturna debería centrarse en lugares cercanos a fuentes de alimento o agua, como alacenas, platos de alimento para mascotas, fregaderos o basuras. Además, las cucarachas desarrollan un comportamiento conocido como tigmotaxis, que hace referencia a su preferencia para mantener siempre contacto dorsal con otro objeto. Esto implica que tengan una gran preferencia por caminar siempre a lo largo de paredes y cerca de muebles, lugares que deben ser prioritarios a la hora de localizarlas con más precisión.

 

Daños y enfermedades transmitidas

Las cucarachas pueden llegar a transmitir diferentes formas de gastroenteritis, disentería o salmonelosis mediante el transporte de los microorganismos causantes de estas enfermedades en sus patas y cuerpo, contaminando a su paso los utensilios o superficies utilizadas para la preparación de comida, o incluso la comida misma. Producen secreciones olorosas desde varios puntos de su cuerpo que pueden afectar el sabor de los alimentos. Microorganismo como bacterias, que producen enfermedades, han sido encontrados en el cuerpo de las cucarachas. Estos microorganismos son transportados en las patas y cuerpo de las cucarachas, y son depositados en el alimento y utensilios que tocan. Los excrementos también contienen organismos alergénicos, a los cuales algunas personas exhiben respuestas alérgicas como sarpullidos en la piel, ojos llorosos y estornudos. Los excrementos de cucarachas son uno de los mayores desencadenantes de asma, especialmente en áreas húmedas y en los barrios de los centros urbanos.

 

Control de la plaga

Para el control de cucarachas le recomendamos utilizar Prilán. Es un insecticida eficaz con amplio espectro de acción para el tratamiento y la protección de toda clase de insectos voladores y rastreros en viviendas, edificios, restaurantes, fábricas, bodegas y otras instalaciones. Brinda un efecto inmediato y de larga persistencia que puede alcanzar hasta un mes de control. Se recomienda realizar aplicaciones mensuales para mantener las plagas bajo control. Este insecticida es de alta seguridad para el hombre y animales domésticos y es de fácil manejo.



Medidas preventivas

  • Higiene y protección de las viviendas, especialmente en cocinas, baños, reposteros y bodegas.

  • Mantener la vivienda ventilada e higienizada, ya que las cucarachas viven en lugares húmedos y oscuros.

  • Lavar los platos justo después de usarlos, limpiar la mesada y cocina después de las comidas.

  • Aspirar o barrer el suelo después de las comidas.

  • No acumular papeles y desperdicios en sótanos o altillos.

  • Los residuos domésticos deben ser guardados en recipientes con tapas.

  • Sacar la basura para su recolección en bolsas de plástico

  • Conservar los alimentos en envases con tapas, recipientes bien herméticos o en lugares bien cerrados.

  • No almacene cajas, periódicos, bolsas del supermercado o botellas y latas vacías.

  • Use un sellador de silicona para sellar los huecos y grietas por donde las cucarachas puedan entrar a la casa o esconderse.

  • No arrojar basura, desperdicios o residuos en la calle, baldíos o viviendas deshabitadas.

  • Destruir las cápsulas que dejan las hembras y contienen los huevos.

  • No dejar afuera la comida de las mascotas.

bottom of page