facebook-domain-verification=ttpn2gr707rgatzrhlk7ejxtzw2lwk
top of page

Cuidados de las suculentas



Las suculentas se han vuelto muy populares en los últimos años. Las podemos encontrar sembradas en macetas en conjuntos o individuales, en terrarios o incluso directo en la tierra. Alrededor del mundo podemos encontrar más de 8,000 variedades. Su cuidado es muy sencillo. A continuación le brindamos algunos consejos para cuidar sus suculentas.

Luz

Las suculentas necesitan mucha luz, algunas incluso hasta 6 horas de sol al día, dependiendo de la variedad. La exposición diaria a la luz solar les permite tener tonalidades más fuertes en sus hojas y un crecimiento sano. Se recomienda estar rotando la planta con frecuencia para que reciban luz solar de manera pareja. Las plantas se inclinan buscando el sol, por lo que girarlas les ayudará a mantenerse rectas. En general, cuando una planta se inclina es una señal que necesita ubicarse en un lugar más soleado. Cuando la suculenta se vea decolorada y con un crecimiento vertical anormal quiere decir que necesita mayor exposición a la luz solar.

Agua

Las suculentas necesitan muy poca humedad. Se debe tener cuidado con el riego ya que el exceso de agua puede matar la suculenta. Se recomienda usar una paleta de madera para medir la humedad. Se introduce en la tierra con cuidado de no dañar las raíces y se estudia cómo sale la paleta. Si está húmeda o con barro quiere decir que no es necesario regarla aún. Si la paleta sale limpia y seca quiere decir que debemos regarla. El riego se realiza directamente al suelo, remojando la tierra hasta que salga por los huecos del drenaje. Si la maceta no tiene drenaje entonces use menos agua para no correr el riesgo de ahogarla, No use un atomizador para regar las suculentas ya que la nebulización puede dañar la planta.

Ventilación

La ventilación natural es clave para que la suculenta pueda respirar de manera adecuada y se evite la humedad excesiva. Si la planta va a estar en un lugar con aire acondicionado se recomienda estar sacando a un ambiente con ventilación natural cada cierto tiempo.

Fertilización

Cuando veamos una hoja seca o dañada debemos quitarla con cuidado. Se recomienda abonarlas directamente en la tierra cada 2 semanas utilizando Happy Plant Suculentas y Cactus. Esta opción es muy práctica ya que el producto viene listo para aplicarlo en la tierra y no corremos el riesgo de quemar la planta. Otra opción muy práctica es Happy Plant Lenta Liberación 14-14-14 que se aplica al suelo y libera lentamente los nutrientes durante dos meses aproximadamente.

Maceta

Las suculentas crecen a lo ancho cuando se encuentran en condiciones óptimas (agua, temperatura, luz solar). Esto lo debemos tomar en cuenta a la hora de elegir una maceta para asegurarnos que la suculenta tenga espacio donde crecer.

Control de plagas

Debemos vigilar la aparición de insectos y/o hongos en las suculentas. Uno de los insectos más comunes en las suculentas son las hormigas. Para controlarlas recomendamos utilizar Happy Plant Triple Acción para abarcar un control integral.



Comments


bottom of page